Zacatecas, tercer lugar en ciberacoso

0
29

Según datos del INEGI, al menos 9 millones de mujeres han sufrido violencia digital en México

Con el avance de la tecnología, el intercambio de información a través de los medios electrónicos ha ido en incremento, lo que ha desencadenado fenómenos como el que hoy se denomina “sexting”, una muestra de que la tecnología está traspasando en todos los ámbitos los límites de la propiedad. Estas prácticas también han propiciado un aumento en el ciberacoso, delito en el que Zacatecas hoy ocupa el tercer lugar nacional, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por lo anterior, los Comisionados del Instituto Zacatecano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IZAI) llamaron a la población a reflexionar sobre qué tan protegidos están los datos en medios electrónicos y sobre la seguridad de que la información personal no será utilizada por terceros para bien o para mal, pues al menos 9 millones de mujeres han experimentado algún tipo de violencia digital, según el Módulo sobre Ciber Acoso (MOCIBA).

Destacaron que hoy en día cada persona genera su propia información, ya sea pública o privada, a través de medios electrónicos como redes sociales, dependiendo de lo que se quiere expresar y a quién.

Según el estudio sobre los “Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018”, en su edición 14º de la Asociación de Internet.mx, en nuestro país hay 79.1 millones de usuarios de internet, y los mexicanos que cuentan con acceso a internet poseen en promedio 5 redes sociales. Casi la totalidad de los internautas del país cuentan con Facebook, y 9 de cada 10 tienen Whatsapp. Mientras que 8 de cada 10 mexicanos la frecuentan.

En este sentido, el incremento del intercambio de información a través de los medios señalados ha permitido que hoy hablemos o escuchemos de la palabra “sexting” o “sextear” como parte del vocabulario cotidiano; pues hay quienes incluso sin haberla utilizado en primera persona, es posible que en algún momento hayan llevado adelante la acción de sextear.

El sexting consiste en el intercambio consentido de contenido de carácter sexual (erótico o pornográfico) a través de medios electrónicos, entre dos personas, una práctica que se ha vuelto más frecuente luego de la aparición de las redes sociales y el uso intensificado de los teléfonos celulares inteligentes.

Por ello, resulta de vital importancia entender de qué se trata dicho fenómeno y cuáles son los riesgos y posibles consecuencias de practicarlo, sobre todo considerando que cada vez más menores de edad naturalizan el intercambio de fotos y videos que, en principio se realiza por acuerdo de ambas partes, ya sea de dos mayores o dos menores entre sí.

Sin embargo, entre los principales riegos de esta práctica está la probable utilización de los contenidos con fines que podrían comprometer y perjudicar la reputación de las personas implicadas, lo cual afecta no sólo el honor y la imagen de las mismas, sino que puede ocasionar problemas laborales y académicos.

Otro riesgo es que se propicie una situación de porno-venganza, es decir que una vez terminada una relación, alguno de los involucrados difunda y propague contenidos íntimos de la antigua pareja con el objetivo claro de dañar su reputación.

Así mismo la sextorsión, que consiste en verse extorsionado por el receptor de las imágenes o videos si no se accede a ponerse bajo sus órdenes. Esta situación puede incluir desde pedidos de dinero hasta las más variadas amenazas.

Ante esto, se aconseja no compartir información o fotografías comprometedoras, tomar conciencia de que las fotografías siempre pueden ser interceptadas por terceros, evitar contactar con desconocidos, no acceder a chantajes o amenazas sino pedir ayuda inmediata.

Se estima que este delito se realiza desde dos vertientes, mediante el hackeo de cuentas de correo electrónico, robo de dispositivos móviles, sustracción de información en computadoras o de algún medio de almacenamiento de información. También mediante la aportación voluntaria de las víctimas debido a un vínculo emocional, pero sin que ello signifique la autorización para su difusión.

Los Comisionados del IZAI afirmaron que lo anterior da muestra de que el internet ha rebasado por mucho los alcances de las costumbres tradicionales y sobre todo, de la legislación. Por ello la importancia de que exista un tipo penal integral que garantice el acceso a la justicia de las personas que utilizan internet. Un buen comienzo en el estado es que el Congreso del Estado de Zacatecas haya avalado la reforma al Código Penal para el Estado de Zacatecas, para sancionar y proteger la privacidad sexual -sobre todo de las mujeres-, la cual entrará en vigor el 1 de enero de 2020.

Dejar respuesta