Sobre la segunda visita del presidente a Zacatecas

0
33

Por Jacobo Cruz Tobon

Colaborador

Al inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se hablaba de recortes presupuestales, hoy a 6 meses de haber asumido oficialmente el cargo (la toma de protesta fue el 1 de diciembre), ya son muy conocidos los programas y proyectos que antes se operaban en diferentes secretarías, mismos que sufrieron recortes o bien desaparecieron por completo.

Si bien esta disposición se aplica en todo México, uno de los estados más castigados es Zacatecas al parecer por revanchismo político dado que el gobernador Alejandro Tello es emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI). En la entidad se esperaba un presupuesto de 32 mil 600 millones de pesos para 2019 con el cual se veía la solución de algunas emergencias y programas estratégicos del gobierno en turno, sin embargo se aprobaron menos de 30 mil millones. El recorte de 2 mil 600 millones fue un duro golpe y no hubo poder que hiciera cambiar la opinión, la decisión ya estaba tomada sin importar que con esto se dejaran de hacer importantes obras de infraestructura social básica, la que llegaría a amplios sectores sociales, con lo que en la práctica se dejaron de hacer domos en escuelas, pavimentaciones o brindar servicios elementales, acción que afecta a los sectores vulnerables de la entidad.

Una víctima es la persona que sufre un daño o perjuicio que es provocado por una acción u omisión de otra persona y desde luego es un caso fortuito al que se le somete por la contraparte llamado también victimario. El actuar del victimario puede ser consciente o inconsciente y es posible que culpe de ello a otras personas o bien responsabilice del daño al entorno social o natural por el perjuicio que puede ser físico, moral, material o psicológico.

Pues bien, el actuar consciente del presidente AMLO tiene sus víctimas, él ha provocado la polarización de la sociedad catalogando, desprestigiando y acusando de corrupción a personas, organizaciones sindicales y sociales así como a sus dirigencias evitando que sean las instituciones encargadas de aplicar la justicia quienes investiguen y apliquen la ley, él por lo tanto está rebasando el poder de las instituciones de México, sin que hasta el momento haya un freno firme a su desbocada carrera por perpetuarse en el poder como es sabido entregando dinero a la gente a través de las tarjetas manejadas por Banco Azteca, propiedad del empresario Ricardo Salinas Pliego.

Este día, 24 de mayo realizó su segunda visita al estado en el municipio de Pinos, allí de nuevo habló sobre las bondades del dinero que repartirá a través de sus programas, lo hace después de la renuncia de Germán Martínez cazares, ex Director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Allí dejó al descubierto la centralización que se pretende hacer al IMSS a través de la Secretaría de Hacienda con Carlos Urzúa a la cabeza en perjuicio de los usuarios de la institución, pobrerío que debe soportar las largas filas para ser atendido.

Tras ello, trascendió que hospitales e Institutos Nacionales de Salud están al borde de la insolvencia económica para su operación plena por los recortes presupuestales y el congelamiento de recursos aplicados por la Secretaría de Hacienda y esto lo dieron a conocer los directores de nueve institutos nacionales de salud y los hospitales Infantil de México y el Gea González. Por su parte, el delegado del IMSS en la entidad, Manuel Cavazos, dijo que la omisión de los honorarios de él y de 25 delegados más es una de las consecuencias de dicha parálisis administrativa que también ha impedido contratar los médicos y las enfermeras que faltan, así como llevar a cabo la construcción de nuevas clínicas y hospitales.

Hasta la fecha han renunciado Clara Torres de la Secretaría del Bienestar, ella en desacuerdo por el recorte a las estancias infantiles; salió también Simón Levy de la subsecretaría de Turismo, además de Patricia Bugarín, subsecretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, ante lo cual se ha dicho que no importa, porque estos personajes no fueron militantes de Morena y entendiendo esta afirmación se deduce que los que si son militantes deben ser fieles al primer mandatario aunque no estén de acuerdo con él.

En Pinos, López Obrador hablo sólo de las bondades de la pensión universal para adultos mayores de 68 años, que recordó, se incrementó de mil 160 a 2 mil 550 pesos y beneficia a 8 millones de personas; citó el programa de pensiones para personas con discapacidad por 2550 pesos; el programa Jóvenes Construyendo el Futuro en donde ya hay 500 mil jóvenes contratados para llegar a un millón este año; las becas para estudiantes desde educación básica hasta nivel superior por 1600 pesos mensuales; se refirió a la Tanda del Bienestar, que en primer lugar otorgará créditos por 6 mil pesos sin interés, etc., pero calló a su vez que miles de estudiantes de la Federación Nacional Rafael Ramírez (FNERRR), protestaron en la Secretaría de Gobernación por que no han recibido la beca, pero no solo por eso, ellos exigen salones, laboratorios, canchas deportivas, equipamiento de talleres culturales, nada de eso trató.

El ambiente que reinó en Pinos fue de nueva cuenta de rispidez, hubo porras, rechiflas y abucheos constantes, lo nuevo de esto es que las cosas estuvieron equilibradas; aplaudieron y chiflaron al Gobernador lo mismo que al presidente. Esta vez no mencionó a la “Antorcha Mundial”, nombre despectivo que usa para referirse al Movimiento Antorchista Nacional.

El gobernador de Zacatecas pidió apoyo para la construcción de la presa del sistema Milpillas, lo que habría de brindar de agua al corredor Fresnillo-Guadalupe; para la carretera a cuatro carriles de Zacatecas a Aguascalientes; para una universidad en la cabecera municipal de Pinos y la región; recursos para dar mantenimiento al 50% de la red carretera con el Fondo Minero y algo muy necesario para la tranquilidad y seguridad de las familias, la Guardia Nacional.

El presidente dijo que respaldará al gobernador e insistió que se logrará el renacimiento de México una vez que se acabe la corrupción impulsada por la Cuarta Transformación basada en la Cartilla Moral, con el ejemplo.

Todas estas declaraciones fueron bien tomadas por los asistentes, lo cierto es que la entidad es castigada financieramente y parece que las cosas vayan a cambiar por el momento pues el Gobierno Estatal se encuentra a la mitad de su periodo, aun así se espera que haya atención del morenista llegando el 2021, esto es, cuando se celebren elecciones a gobernador de la entidad, de 30 diputados locales y 58 presidentes municipales, pero si esto pasara los dados estarán cargados a los candidatos de Morena que con el amparo que tienen andan en franco adelantado proselitismo con recursos públicos en Zacatecas.

Dejar respuesta