Rincón Guadalupano y la campaña de desprestigio contra Antorcha

0
92

Por: Jacobo Cruz Tobon

Hace unos días y al calor del proceso electoral se desplegó una intensa campaña a través de redes sociales como Facebook y Twitter mediante las cuales se acusó sin recato la “intención de adueñarse del lugar” por parte del diputado local Osvaldo Ávila Tizcareño, también dirigente del Movimiento Antorchista, esta estuvo centrada en la idea de alertar a la población de que Antorcha y su líder tenían – y tienen- el propósito, se dijo, de despojar de sus propiedades a los habitantes de este fraccionamiento, cosa que es mentira.

Según los denunciantes, ambos están aprovechándose de la desgracia en la que viven cerca de 300 familias que buscan que las autoridades del Instituto de Fomento de la Vivienda del Trabajador (INFONAVIT) y de la Presidencia Municipal los reubiquen a una zona segura debido a que sus casas, también conocidas como “Mazapán”están severamente dañadas.

Baste decir que el último estudio profesional para determinar las causas del problema fueron realizados por especialistas del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que se deduce, no tienen ningún interés particular en declarar que el lugar es inapropiado para la vivienda, por lo que no hay de otra, los afectados tienen que ser reubicados.

Pues bien. Desde hace más de cuatro años, algunos vecinos que sufren en carne propia la incertidumbre de su patrimonio y el diario peligro de amanecer literalmente sepultados por las pesadas losas, se acercaron al dirigente social para solicitar su respaldo y que como Antorcha se encabezara la gestión que resolviera de raíz este grave problema, desde entonces se ha  encabezado la lucha por ser este un asunto de elemental justicia.

A partir de entonces, el caso retomó nuevas expresiones; la presión sobre INFONAVIT aumentó y el asunto fue llevado también a la tribuna de la LXII legislatura por parte del legislador antorchista y se lograron bajo este contexto el nuevo arreglo parcial de las habitaciones, del pavimento, de la red de drenaje y agua potable, resultando estos de poco impacto dada la gravedad del daño estructural de las viviendas y por supuesto, debido a que suelo no es apto para este propósito.

Han pasado cerca de 13 años y el problema sigue sin solucionarse porque se trata de una inversión millonaria, en la que al parecer INFONAVIT se encuentra imposibilitada de resolver.

Aquí lo curioso es que la campaña de la que hablé al inicio de esta colaboración se da precisamente cuando Osvaldo Ávila realizaba la campaña proselitista por el distrito IV y se ligaba esta como si fuera candidato del distrito III, por lo que la denuncia es de todo sospechosa en querer desprestigiarlo y esto se deduce por la intensidad y el contenido de los ofensivos mensajes contra el aspirante a legislador.

En aquel momento y para no encender más los ánimos, decidimos negar  las acusaciones a que nos sometieron bajo las mismas redes sociales. Para ello, tuve cercanía con varios de los afectados de Rincón Guadalupano, quienes no reconocieron los perfiles de los usuarios como vecinos del lugar y  se sumaron con gusto y buen ánimo a negar las acusaciones de que fuimos objeto.

Hoy, parece que el acto tuvo intenciones electorales, pero el problema de centenas de familias sigue sin resolverse y se ha complicado más por la presencia de lluvias: el suelo se reblandece, el agua entra por fisuras en losas, paredes y patios.

Ya pasó la campaña de desprestigio contra Osvaldo Ávila y Antorcha, en Rincón Guadalupano esperan la solución definitiva que les dé seguridad y les aleje del peligro. Hoy jueves 5 de julio, hubo otra reunión con autoridades y lo que ofrecen es el programa Cambiavit; la cantidad en efectivo es de 380 mil pesos para que la gente busque otra casa de su entera satisfacción en otro punto o bien hacerse del seguro de vivienda con 260 mil pesos para liquidar el adeudo con el instituto y serían dueños de la casa que no sirve, en la segunda opción se deberán a quedar a vivir allí.

En Rincón Guadalupano se espera la solidaridad del pueblo y que se sumen a su causa si es posible: “si eso es muy difícil,  agradecemos infinitamente que aquel que no ayuda no estorbe”. Estas últimas son palabras de nuestros compañeros, amigos y vecinos de Rincón Guadalupano.

Dejar respuesta