Quién gana y pierde con el pacto lopezobradorista?

0
94

Por: Andrés Vera Díaz

Con la firma del Acuerdo de Unidad Por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México en torno a la figura de Andrés Manuel López Obrador en Zacatecas, dos diputados locales en particular están en la mira para el proceso electoral del 2018.

La apuesta por AMLO es una moneda al aire. Aunque el propio líder nacional de MORENA asevera que su partido aventaja en 10 puntos a los demás de cara a la presidencial, la realidad es que son a lo mucho 2, cuya diferencia puede ser revertida con alianzas de otros bloques políticos como el PAN – PRD apoyados de facto por el PRI. Y es que la prioridad es que no gane Andrés, quien llegue a los Pinos desde otros frentes es lo de menos.

En este escenario, y dado que sólo la alianza con el PT de forma institucional, a pesar de las adhesiones de facto, parece una estrategia que favorece más al tricolor, pues el oportunismo político se forja en coyunturas o proyecciones temporales, quién no obtenga candidaturas en MORENA se irá a otro lado, así funciona la débil idiosincrasia del político mexicano, deja entrever que esos acuerdos de unidad, no fomentan un espíritu real de cambio, sino de acceso al poder. Lo reconoció el propio AMLO en Zacatecas al expresar que muchos de los presentes tendrán la intención sólo de buscar un hueso.

Pero en esta dinámica, el arrastre de votación que otorgue López Obrador hacia abajo deja posibilidades importantes para muchos, sobre todo en Zacatecas, ya que el pacto con el PT dará en municipios y distritos, una fuente importante de triunfos. Aquí Geovanna Bañuelos levanta la mano para el Senado. El acuerdo que forjó Anaya es que la diputada local entre como candidata, lo que deja sólo un espacio a la férrea pelea entre Saúl Monreal, Luis Medina y los incautos que aún le dan aire a Cuauhtémoc Calderón.

Figueroa Rangel, luego del berrinche contra el “oso” y David, por la disputa interna de candidaturas en el pasado proceso electoral, y tras jurar y perjurar que jamás tendría nada que ver con MORENA, dobla las manos de antemano aplaudiendo el pacto y promoviéndolo con poca convocatoria publicitaria. Tiene confianza en que sus votos en Loreto y poblaciones cercanas le alcanza para una candidatura a diputado federal por la alianza.

Femat se disciplinó, luego de renegar un par de veces por la posibilidad de esa unión, finalmente se suma y la vota a favor en el congreso ordinario del PT, pues con franqueza, la votación conjunta le permitiría acceder de nueva cuenta al Congreso local, desde donde tiene más posibilidades de hacer política y conservar el liderazgo del partido.

Por otro lado, el perredista Santiago Domínguez esperó hasta el acto mismo para expresar su adhesión al proyecto moreno, ya desde hace meses su organización Cardenista se había manifestado abiertamente por ir con AMLO, pero no lo mostraba en el ámbito local para que no se le promoviera un golpe de estado en la coordinación parlamentaria del PRD en la Legislatura. El negocio y los beneficios económicos tenían que dar frutos hasta el último momento. Finalmente, ya su presidente estatal promoverá su expulsión del partido. Seguramente MORENA lo cobijará y otorgará una candidatura a diputado federal o alcalde.

En otros frentes ya están más resignados. Soledad Luévano con su manada de asistentes mediocres, sigue alimentando la esperanza de ser candidata al Senado, pero entre círculos cerrados del partido, a lo mucho le dan una diputación federal. Es sabido, que el propio AMLO no confía mucho en ella, ya que ha dispuesto darle más énfasis a su propia marca retorcida que inclusive a la davidiana, Eso sí, sigue incondicional de Ricardo, tanto que no sale de la Delegación Cuauhtémoc.

La pelea está comenzando a dar tintes de una campal. Aunque AMLO llamara a la unidad y a no pelearse abajo, “históricos contra monrealistas”, la realidad es que él mismo propicia la pugna al darles voz y espacios con quienes ya han pactado con el oficialismo. “No agresión”. Entre que se abofetean, el ya candidato presidencial ha mandado un manager que analizará a quien levantarle la mano. Mariana Trejo se acerca cada vez más a Zacatecas. Oídos y ojos de Andrés. As bajo la manga.

Dejar respuesta