Nueva redistribución del Fondo Minero propone la Senadora Geovanna Bañuelos

0
16
  • 50% para municipios, 49% para estados y 1% para la Dirección General de Minas.
  • La iniciativa contempla destinar recursos para seguridad, necesidades prioritarias de escuelas y proyectos productivos.
  • Criterios claros para el destino del Fondo Minero.

Una nueva redistribución del Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de Estados y Municipios Mineros, conocido como el Fondo Minero, plantea la Senadora Geovanna Bañuelos de la Torre.

“Esta propuesta va encaminada a sentar las bases para una nueva distribución, con sentido más republicano, social y ambientalista” en beneficio de estados y municipios.

En la iniciativa de la senadora del Partido del Trabajo (PT), propone reformar los artículos 271 y 275 de la Ley Federal de Derechos, “con la finalidad de tener criterios más claros y una más justa redistribución del Fondo Minero”.

El 50% sería destinado a municipios; 49% para estados y el 1% restante sea ahora manejado por la Dirección General de Minas de la Secretaría de Economía. Con anterioridad los montos eran operados por SEDATU.

En la actualidad del 100% del Fondo Minero, la federación solo distribuye el 77.5% del recurso a estados y municipios y se quedan con el 22.5% del recurso. Sin embargo, de este 77.5%; el 62.5% es para municipios y el 37.5% para los estados.

Para seguridad, educación y proyectos productivos

La iniciativa también contempla que el recurso del Fondo Minero sea destinado a infraestructura física para comisarias o unidades policiales. “Urgente garantizar la seguridad en cada municipio con vocación minera que son los más apartados, los más olvidados, los más desprotegidos. Además, recordemos que son pocos los municipios que reciben beneficios del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), antes conocido como el SUBSEMUN”.

Otra de las modificaciones de esta iniciativa, consiste en que el destino del recurso se invierta en la construcción, remodelación y equipamiento de centros escolares, “atendiendo a las necesidades prioritarias de cada centro escolar, es decir, que el recurso se aplique para conexión de internet, butacas y pizarrones, reparación de aulas, sanitarios dignos entre otras tantas necesidades que son de vital importancia para el mejoramiento del desarrollo educativo”.

Geovanna Bañuelos también propone que el Fondo Minero se invierta en proyectos productivos para las comunidades, considerados de manera integral. “Hoy lo que requerimos es crear cadenas de valor para que los proyectos sean funcionales y en beneficio de los habitantes que viven cerca de explotaciones mineras”.

Es importante aclarar que se continuará destinando el fondo para la preservación y rescate de áreas naturales; mejoras en la infraestructura pública respetuosa del medio ambiente, rellenos sanitarios, plantas tratadoras, drenaje, manejo de residuos sólidos, movilidad urbana como transporte público respetuoso con el ambiente y de bajas emisiones de carbono, entre otros.

La iniciativa fue turnada a las comisiones de Estudios Legislativos Primera y Hacienda y Crédito Público.

Dejar respuesta