Levántate en pie, defiende tus derechos

0
27

A LA OPINIÓN PÚBLICA

A LAS MUJERES ZACATECANAS

A LA LXIII LEGISLATURA DEL ESTADO

AL DIPUTADO JUAN MENDOZA MALDONADO

“Levántate, en pie, defiende tus derechos. Levántate, en pie, no dejes de luchar.” Bob Marley La lucha organizada y colectiva de las feministas por lograr el ejercicio de nuestros derechos plenos como mujeres, alcanza ya 225 años desde que Olimpia de Gouges, literalmente perdiera la cabeza por reivindicar la igualdad y la libertad para nosotras también. Siempre nos mueve a la reflexión, cuánto nos falta por construir para alcanzar esos estándares, si cuando creemos logrado un derecho, un golpe de realidad nos demuestra cómo la irracionalidad humana nos sigue discriminando, depreciando, minusvalorando, violentando y cosificando.

Señalamos lo anterior, a propósito de dos hechos sucedidos recientemente en nuestra entidad, vinculados a dos de los tres poderes del estado y por parte de estos órganos, no hay reacción de manera institucional. El más reciente de ellos, es el calificativo de “cachichurris” que el Diputado Juan Mendoza Maldonado utilizó para referirse a la Lic. Anabel Rivero Garza, al cuestionar su actuar institucional ya que ella se desempeñaba como Coordinadora de Comunicación Social del Poder Legislativo del Estado de Zacatecas.

Nos manifestamos en contra del lenguaje utilizado para referirse a nuestra compañera, ya que el término utilizado es despectivo y se encuentra vinculado al ejercicio de la sexualidad de las mujeres; misma que desde siempre se desvirtúa, cuestiona y sataniza, intentando reducirnos a objetos y eliminar nuestra condición humana. Con este acto, el Diputado Juan Mendoza, superior jerárquico de la Lic. Anabel, discrimina, cosifica y denigra a una mujer en el ejercicio de su función profesional, contraviniendo con ello el marco legal local, nacional e internacional de derechos humanos.

No es posible, que después de que incursionamos en el ámbito público -no el siglo pasado, como se cree-, sino desde la prehistoria, contribuyendo inicialmente a través de la recolección y posteriormente con el descubrimiento de la agricultura y la domesticación de animales, después de miles de años, de aportar a la ciencia, la cultura, la economía, el arte y todos los campos de la acción humana, tengamos que seguir exigiendo la garantía mínima de convivencia humana: EL RESPETO. Las mujeres en el ejercicio de un cargo público o en un espacio de toma de decisiones, al igual que quienes desempeñamos un empleo sencillo, no pedimos ni buscamos prebendas ni tratos de privilegios; hacemos uso de la inteligencia y capacidad de que estamos dotadas para el fortalecimiento de las instituciones en las que participamos.

Reconocemos sin embargo, que no estamos exentas de cometer errores y de hecho hasta de actuar de manera negativa y de tener vicios como la corrupción. Por lo que consideramos que el diputado Juan Mendoza puede en todo momento hacer señalamiento de las conductas de las funcionarias y funcionarios que considere se alejan de la normatividad; lo que no es correcto es que denigre, ofenda y lacere la dignidad de las personas, ni que pueda dirigirse a ellas con calificativos y de manera peyorativa. A nuestra compañera con sus expresiones la convirtió en una cosa, en un objeto para el placer de un hombre.

Ese acto señoras y señores Diputadas y Diputados se llama violencia política, ya que la agrede, se remite a lo que en dado caso sería su vida personal, está en una posición de autoridad y al generarle un ambiente laboral hostil, le impide el ejercicio de sus derechos laborales y de toma de decisiones que el puesto exige. En ese contexto, queremos recordar, que el actuar del Diputado se constituye en un delito, pues en Zacatecas hemos tenido cuidado de fortalecer el marco legal que nos protege y la violencia política, no solo está en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, sino en el Código Penal para el Estado de Zacatecas.

Por lo que es necesario que se den garantías a la Lic. Anabel Rivero Garza, de que el proceso de defensa que ella ha iniciado transcurrirá en completo apego al marco legal, pues el fuero de que goza el Diputado no es una licencia para violar la ley. Exigimos, como el acto mínimo de congruencia con la ley y con el ideario del partido que lo postuló para llegar a esa alta tribuna del estado, una disculpa pública para la funcionaria en comento; pues en la toma de protesta el Diputado, se comprometió a cumplir la Ley y al ejercicio de su función legislativa en apego a la misma.

De igual manera demandamos que todas y todos, quienes integran la LXIII Legislatura cumplan con su obligación de apegarse a la Ley y legislar con perspectiva de género, la cual no es una frase hueca o de moda; es una responsabilidad institucional que ustedes tienen independientemente de sus posiciones e ideologías personales. Una tarea más que se observa es fundamental que cumplan, es el fortalecimiento de la Unidad de Igualdad de Género, creada justamente, para que estos bochornosos actos no ocurran, ya que entre sus responsabilidades está la capacitación, de la que nos queda claro, deben formar parte las Diputadas y Diputados.

Así mismo, exigimos a la Fiscalía General de Justicia y a la Comisión de Derechos Humanos, la actuación de esos órganos, no solo dentro del marco de la ley; sino con la claridad de que la Lic. Anabel Rivero tiene derechos que han sido violados y que por lo tanto es obligación del estado generarle condiciones de acceso a la justicia. Con relación al otro caso, en días pasados un trabajador del Tribunal Superior de Justicia se expreso de manera peyorativa de una joven que con 14 años está viviendo su tercer embarazo, producto de una violación, si de una violación porque así se considera en el derecho internacional todo embarazo de una joven menor de edad; aunque se quiera aludir que en algunos casos haya sido producto de una relación “consensuada”.

Ante este acto, desconocemos la posición institucional del tribunal, por lo que este silencio, nos acrecenta las interrogantes: ¿qué puede hacer una mujer cuyo caso caiga en manos de este pseudo funcionario? Porque nos queda claro que las interacciones de este sujeto en su empleo no son con la escoba y el trapeador y de manera impersonal; no, es con la vida de las personas a quienes les aplica un criterio diferenciado a mujeres y hombres basado en su prejuicio, mismo que hace evidente al considerar a una niña una mercancía ilegal, y se pronuncia por hacer más fácil el uso del cuerpo de las mujeres; a quienes, de manera colateral hace responsables de los embarazos que les ocurren. ¿Diferencias entre ambas posiciones?, tal vez de forma, mas no de fondo, para ambos (Diputado y funcionario o empleado del Poder Judicial) Mujeres=cuerpo para el placer y además las consecuencias son su responsabilidad. ¿Diferencias institucionales entre ambos casos? No las vemos, silencio cómplice, legitimante.

Desde la Coordinación Feminista Olimpia de Gouges AC, nos asumimos como corresponsables de la construcción del mundo que queremos, necesitamos y nos merecemos, por ello, demandamos: Justicia para Anabel Rivero Garza y todas aquellas mujeres discriminadas, denigradas, cosificadas y violentadas de manera reiterada y de múltiples maneras. Actuación institucional apegada al cumplimiento de los derechos de las mujeres, de los tres poderes del estado y de los tres órdenes de gobierno. ও Cumplimiento de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, así como de las recomendaciones al estado mexicano emanadas de ambos instrumentos internacionales.

Disculpa pública del Diputado Juan Mendoza Maldonado. ও Disculpa pública a las mujeres zacatecanas del abogado Alejandro Hernández (Alex el chido) por sus expresiones contra las jóvenes víctimas de violación, quien además se ostenta como abogado en INMUZAC Zacatecas, cuando no presta sus “servicios” en esa institución. Postura pública tanto de la Legislatura del Estado, como del Tribunal de Justicia sobre cómo garantizarán los derechos humanos de las mujeres. Mesa de trabajo con la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política, órgano de gobierno de la Legislatura para abordar las diversas aristas de este problema. ও Mesa de trabajo con el Presidente y el Pleno del Poder Judicial para abordar el caso mencionado y que nos muestren como se está juzgando con perspectiva de género, lo cual es su obligación.

Afortunadamente la democracia representativa, evidentemente en crisis, no anula nuestro derecho a la democracia participativa, espacio desde donde seguiremos exigiendo y construyendo el respeto pleno a nuestros derechos humanos como mujeres. Esperamos la correcta actuación de las autoridades, los actos de congruencia de los dos implicados y conocer la postura institucional en torno a nuestros planteamientos y les adelantamos que estamos decididas a ir hasta donde sea necesario para que el estado mexicano nos garantice nuestros derechos.

ATENTAMENTE

“Mujeres libres; ciudadanas plenas”

COORDINACIÓN FEMINISTA OLIMPIA DE GOUGES AC

MTRA. MARÍA LUISA SOSA DE LA TORRE

PRESIDENTA LEF

MARÍA ELENA ORTEGA CORTES

SECRETARIA

DRA. MARÍA DEL CARMEN ORDAZ

TESORERA

Dejar respuesta