La educación pública en peligro.

0
28

Por: Jacobo Cruz Tobon

Colaborador

Luego de que el día 9 de octubre personal de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), se sumara a la suspensión de actividades académicas en respuesta a la convocatoria de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), como una medida de demostrar unidad en torno a la demanda del aumento al subsidio de educación superior, se han dado algunas reacciones sobre todo del Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmando que “no cederá al chantaje aunque se paralice todo el país”.

Fue una treintena de universidades públicas las que participaron en esta acción de protesta a pesar de que algunas de ellas “no tienen problemas financieros en términos presupuestales”, según afirmó Enrique Levet, Secretario General de la Contu, quien contestó al titular del ejecutivo que “la defensa del presupuesto para universidades públicas no es un chantaje” precisando además que se necesita un aumento de 17 mil millones de pesos en el paquete económico de 2020 para poder concretar proyectos y garantizar el pago a su personal además de mantener el correcto funcionamiento de las mismas.

En el caso particular de la UAZ que es una de las que sí están en crisis y mantiene como deuda un monto de 2 millones de pesos aproximadamente, adelantan que tendrán problemas para el muy cercano cierre  de año y el pago de compromisos contractuales con sus 3 mil 500 docentes y 2 mil 500 trabajadores, lo que mantiene en la incertidumbre económica a la rectoría, al personal docente, administrativo y de apoyo, pero sobre todo a sus 40 mil alumnos en distintas unidades académicas de licenciatura, maestrías, doctorados y de preparatoria.

Al momento quien localmente se ha referido al asunto es Pedro Martínez Arteaga, secretario general del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (SPAUAZ), quien denota preocupación ante la incongruencia sobre que se debe alcanzar la cobertura universal en educación superior tras el impulso del gobierno federal, pero esto debe darse en “oportunidades de becas a los universitarios”, de ello se deduce se debe asegurar el pago al total de los trabajadores de las instituciones públicas.

En el marco de estas manifestaciones de reclamo por mayores recursos, a lo que el Presidente ya fijó su postura calificando de chantajistas a los de la Contu que aglutina a 92 sindicatos de universitarios,  se ha dado a conocer que se llevará a cabo una nueva reunión con Alfonso Ramírez Cuellar, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados  para exigirle el 30 de octubre que intervenga y se destinen recursos para atender los problemas financieros de las universidades, al parecer los demandantes esperan haya sensibilidad del representante popular, sin embargo también se ha declarado que el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2020 no será modificado en ninguna coma, por lo que se deduce la reunión será una pérdida de tiempo.

Lo que sí se ve venir derivado también de las declaraciones emitidas en la conferencia de prensa matutina es que seguirán buscando posible corrupción también en la máxima casa de estudios de los zacatecanos que a pesar de contar con autonomía se debe transparentar el manejo de los recursos que recibe por ser este dinero del pueblo y deberán a partir de ahora priorizarse las actividades universitarias en cuanto a los viajes de investigación, congresos, visitas al extranjero y al “turismo político” que realicen, según señaló AMLO.

Ante esto y dada la autonomía de las universidades públicas señaladas la comunidad estudiantil en su conjunto será quien tome las acciones de defensa de su presupuesto, pero así mismo las autoridades deberán exponerles los proyectos encaminados al desarrollo de las distintas unidades académicas y a la formación y aprovechamiento académico de sus estudiantes.

Es la UAZ una universidad que ya ha pasado por otros momentos de crisis y definición, los 50 años de existencia es un largo camino que ha recorrido y le dejan la experiencia que debe encontrarse de nuevo en su arraigo con el pueblo zacatecano, sobre todo el más humilde pues en sus aulas  han encontrado educación de calidad y con sentido humanista y social ante la presencia de instituciones que imparten  educación privada que ven por tanto a los jóvenes como una fuente de ganancia, por lo que no se descarta esta sea una estrategia más por hacer quedar mal a las instituciones públicas para luego desaparecerlas.

Hoy todos debemos observar la incongruencia que se da con el gobierno de la 4T, pues se  habla de beneficiar al pueblo pero a la par también se le niegan opciones de educación amparados en que existe y debe combatirse la corrupción, debe tomarse en cuenta que es la escuela que más alumnos recibe con relación a la demanda, por ende sí deben hacerse  las investigaciones necesarias pero no cortarle recursos que ponen en riesgo su funcionamiento.

En la UAZ es momento para la unidad y la reflexión, juntos encontrarán el mejor camino para su financiamiento, la mejoría académica y la defensa de su autonomía.

Dejar respuesta