!Esto si es trabajar en serio!

0
273

Por: Osvaldo Ávila Tizcareño.

Dirigente antorchista de Zacatecas.

El título de esta colaboración es el lema de la campaña informativa impulsada por el antorchismo a efecto de dar a conocer las acciones emprendidas en materia de gestión. La intención es clara, queremos darle a conocer a la ciudadanía lo que puede lograr con el trabajo organizado, no pretendemos de ninguna manera enaltecer a nadie en lo personal, sino dar cuenta del trabajo efectivo emprendido en beneficio de los guadalupenses.

Sabemos que no somos los únicos que aportamos al bienestar de las familias, otros actores de la vida pública hacen su esfuerzo por el progreso, sin embargo la labor que efectuamos la hacemos desde la esfera de la gestión sin detentar una responsabilidad ejecutiva.

Nuestro esfuerzo informativo pretende dejar asentada nuestra visión de la política, creemos que tiene que ser un medio a través del cual se resuelvan problemas concretos que mejoren la calidad de vida de la población del municipio de  Guadalupe y de  otros municipios  de Zacatecas a donde llegan las acciones sociales que emprendemos.

Las acciones en marcha y en proceso de materialización son un esfuerzo extraordinario que en los últimos 4 años suman más de 134 millones de pesos, estos se traducen  en calles pavimentadas, domos para escuelas, canchas deportivas, parques recreativos, aulas y obras de beneficio común como redes de agua potable o alcantarillado y acciones de vivienda para centenares de familias.

Con estas acciones se demuestra con hechos que el antorchismo difiere radicalmente de dos visiones equivocadas (desde mi modesta opinión), de hacer política y a la que brevemente me referiré.

Algunos políticos creen firmemente que basta con quejarse, señalar los errores, criticarlo todo y levantar la voz tan alto como se pueda para atraer reflectores o conquistar adeptos, incluso en un tono irracional;  hay quien desde las redes sociales con críticas desaforadas o descalificaciones permanentes cumplen su tarea, pero no hacen nada por resolver los males o aunque sea proponer alternativas de solución. Lo diré con todas sus letras: oponerse no basta, descalificar no es suficiente hay que esforzarse por resolver problemas concretos.

Otra vertiente de los políticos actuales consiste en los actos espectaculares, en fuertes inversiones en los medios para dar a conocer acciones de alto impacto mediático o perceptivo, aquella clásica frase de al pueblo “panem et circenses” (pan y circo), que adquiere materialidad efectiva, pero incluso muchos de ellos ya se olvidaron del pan y solo se ocupan del circo, pues no emprenden acciones que mejoren el entorno de las familias, no hacen nada por coadyuvar a resolver las necesidades básicas de la población a la que deben servir.

En contra parte, desde hace más de 43 años el antorchismo convoca al sufrido pueblo mexicano a organizarse y combatir la inequidad social que es el problema central que aqueja a la mayoría de la población. Ese es el sentido central de nuestra campaña, queremos ratificarle a la gente la utilidad de la labor desde la esfera de la lucha social y al mismo tiempo convocarlos a trabajar para ampliar su radio de acción para incidir cada vez más en mejorar sus condiciones de vida, pero a la par de ello sumar más voluntades a las filas de la organización que represento.

En esta ocasión me he referido sobre todo a las acciones que se han desarrollado en el municipio de Guadalupe y que es donde el Movimiento Antorchista ha emprendido una campaña de difusión de los logros y acciones que  ha desarrollado a lo largo y ancho de la demarcación, ya sea a través de anuncios espectaculares, pintas en bardas o volanteo, pero a la par de ello, nuestra actividad llega a municipios como Trancoso, Fresnillo, Pinos, Vetagrande y también al municipio capitalino.

La capacidad de lucha, gestión, movilización y atracción de recursos extraordinarios se ha incrementado, ahora ya no se nos puede acusar de que pretendemos acaparar el erario, nuestra labor coadyuva al desarrollo de la entidad, fortaleza reconocida por propios y sobre todo por gente ajena a nuestra organización, pero con capacidad de visión y reconocimiento  a las fuerzas progresistas,  y con la propaganda desplegada pretendemos dar a conocer este trabajo en favor de la población, porque afirmo, sin temor a equivocarme que ¡Antorcha es progreso y bienestar para Zacatecas!

Por tanto, hago a través de este medio un fraterno llamado aquellos que coincidan con nosotros en la necesidad de transformar Guadalupe: sumemos esfuerzos y juntos logremos un municipio que les garantice condiciones óptimas a los ciudadanos y para ello se requieren acciones concretas que modifiquen el entorno social, los cambios no se logran con buenas intenciones o desde las redes sociales, sino con trabajo en serio.

Dejar respuesta