En Guadalupe: Después del engaño vienen represión y calumnias.

0
11

Por: José Manuel T.

Colaborador.

¡Que tiemblen ante ti los que han nacido para vivir de infamia y servidumbre, los que nunca en su espíritu han sentido ningún rayo de luz que los alumbre! Este es un fragmento de la poesía Desafío Postrero, de Ismael de la Serna ante el poder  de su carcelero, que se parece a lo que estamos padeciendo en el municipio de Guadalupe y ahora paso a mi tema.

Es inaceptable e ilegal lo que está haciendo   Julio César Chávez Padilla, alcalde de Guadalupe que se empeña en negar solución a las demandas del pueblo organizado que son  peticiones justas y de elemental necesidad como drenajes, domos para escuelas, domos para plazas públicas, clínicas, pavimento para calles polvorientas, etc., lo que serviría para lograr una vida más llevadera y menos sufrida para miles de guadalupenses.

Antorcha invita a quien tenga interés, o mera curiosidad en conocer los frutos de nuestro trabajo — que se extiende al mismo alcalde  Julio César Chávez– a que  demos un recorrido por todo el municipio para demostrar  que hemos hecho obras, muchas obras que hoy gozan miles de ciudadanos, todas ellas gestionadas en la federación y que no le ha costado un sólo peso al H. Ayuntamiento de Guadalupe.

Son cientos de obras logradas desde años anteriores, pero con especial interés y capacidad de materialización desde el año 2012 a la fecha, cuando a través de nuestros representantes en la Cámara de Diputados, se empezaron a etiquetar recursos económicos desde la federación para atender también  las demandas de los zacatecanos. Y estas acciones se aplicaron en varios municipios como Fresnillo, Vetagrande, Trancoso, Valparaíso, Saín Alto, Villa de Cos, Panuco y con mucha eficacia también en Guadalupe. Baste decir que tan sólo en 2019 son 45 obras las que se instalan en diversos puntos del municipio, de tal forma que el desarrollo de poblados enteros como La Luz, Casa Blanca, San Ignacio, El Bordo, San Jerónimo, La Zacatecana, Martínez Domínguez, Santa Mónica y Tacoaleche, se puede explicar solo tomando en cuenta la labor de Antorcha.

Nosotros exigimos que el municipio haga su parte, pues es su obligación,  mientras que es nuestro derecho legítimo el exigirlo. Estos derechos están consagrados en la Carta Magna, es por eso que rechazamos la actitud  arrogante y fuera de la ley   del edil.  No estamos ni estaremos nunca de acuerdo que al pueblo se le engañé, se le calumnie o  reprima, y menos que los ataques feroces vengan  del máximo representante del gobierno municipal que cuando tomó el cargo juró respetar y hacer respetar la ley.

Seguiremos denunciando con nuestros modestos medios que el alcalde morenista está usando recursos públicos contra nosotros y lo afirmamos porque hay varios elementos que lo demuestran. Cuando hablamos de recursos públicos nos referimos a los funcionarios que acuden a domicilios a decirle a la gente que abandone la lucha, a la creación de videos y notas anónimas circuladas en redes sociales, lo hizo  también al convocar a medios de comunicación para constatar una obra de drenaje  en la colonia La Antorcha siendo que allí se cuentan con todos los servicios desde hace al menos 8 años, en este caso los comunicadores fueron engañados;  también usa recursos públicos al destinar a  policías y patrullas que  vigilen nuestra actividad diaria distrayendo a los elementos en salvaguardar la integridad del total de la población.

La postura del edil raya en el cinismo ya que después de 7 meses aún esperamos respuesta positiva de solución de demandas en pueblos y colonias y  en vez   de dar solución a la problemática se pone a   orquestar una campaña difamatoria en contra de los líderes y del antorchismo en general.

Chávez Padilla no está cumpliendo con sus promesas de campaña, una vez que se sentó en la silla las olvidó de golpe y porrazo poniéndose ahora a llorar y así mostrando su poca o nula vocación de un verdadero servidor público como lo hizo creer a toda la ciudadanía y que por eso le dio su confianza.

Señor presidente, queremos hechos, no palabras, queremos obras no pretextos, queremos servicios no represión. Nuestra jornada de lucha continúa pero ahora con más determinación y es por eso que nos vemos el próximo 3 de mayo en la tercera manifestación que llegará a la Presidencia Municipal.

Compañeros antorchistas, que nadie falte a la cita,  levantemos  la bandera de los desoídos, de los calumniados, de los que sufren injusticias de los malos gobiernos morenistas que acusan sin pruebas a un organización limpia y que ha contribuido al bienestar de millares de guadalupenses.

Dejar respuesta