En el municipio de Guadalupe gobiernan las injurias y calumnias en contra de los luchadores sociales

0
37

Por: Osvaldo Ávila Tizcareño

Dirigente Antorchista de Zacatecas

El desarrollo de nuestro país en materia de justicia social para el pueblo, se explica fundamentalmente gracias a los ciudadanos organizados y conscientes, pues la gran mayoría de los partidos políticos de nuestro país se han limitado a ser reformas superficiales que le han dado a los graves problemas de nuestro país, es decir, “pastillas de paracetamol para un cáncer en etapa terminal”, en este sentido y gracias al pueblo que en la Revolución Mexicana participó activamente, tenemos ciertas garantías y derechos que, sin duda, son irrenunciables para las nuevas circunstancias en las que vivimos.

En este tenor, hubo grandes acontecimientos en nuestra patria como la guerra de independencia y la Revolución Mexicana, donde corrió sangre y no precisamente de las cúpulas, sino del pueblo; lo que trajo en consecuencia beneficios para él mismo, diversos derechos se lograron como: derechos políticos de los ciudadanos, derechos de asociación y manifestación, etc., con el objetivo de que el mismo pueblo se defendiera y no diera lugar a los gobiernos represores y autoritarios.

Pero en el municipio de Guadalupe sucede lo contrario, allí se violan flagrantemente estos derechos mencionados, ¡sí señor¡ así como lo lee. El gobierno morenista encabezado por Julio César Chávez Padilla, transgrede los derechos de los luchadores sociales. En este caso, varios militantes destacados del Movimiento Antorchista del estado, son funcionarios públicos en el Ayuntamiento de Trancoso, Zacatecas. Y varios de ellos han apoyado solidariamente a sus hermanos de clase, los que menos tienen, es decir, al pueblo unido en Antorcha.

Como ya es conocido, los antorchistas de Guadalupe se han estado manifestando por la nula solución a las necesidades de los Guadalupenses por parte del Gobierno morenista, a casi un año de gobierno, nadie se ha dignado a resolver y es por eso que siguen en pie de lucha; sin embargo, el gobierno en cuestión lejos de resolver, se lanza contra los funcionarios públicos militantes en Antorcha como ya lo decía, con la clara intención de desprestigiar, injuriar y difamar, acusándolos de usar los recursos públicos y los  impuestos de los ciudadanos. ¿Por qué lo digo? Porque hemos sido víctimas de mensajes de texto que han recibido miles de ciudadanos, videos y entrevistas en medios de comunicación en las cuales nos difaman, propaganda que desde luego no es gratuita, o ¿A caso las pagan de sus bolsillos? ¿Qué ese dinero invertido, no podrá servir para resolver mejoramientos a las viviendas? etc., saque usted su conclusión amigo lector.

Solo por mencionar algunos ejemplos de cómo en el municipio de Guadalupe ser luchador social es un delito, a pesar de que son derechos que no están a discusión, pues le han costado al pueblo de México mucho sacrificio; en pleno siglo XXI estamos viviendo estas circunstancias.

Por todo lo anterior, el pueblo sea del partido que sea, debe entender que los grandes cambios en beneficio de él solo los podrán hacer los ciudadanos organizados y conscientes, deben tener confianza en que se puede luchar para construir una patria libre, democrática y sobre todo justa. Los antorchistas a pesar de las graves embestidas de los grupos poderosos y del gobierno, seguimos luchando y trabajando por construirlo. ¿Y usted?

Dejar respuesta