El Gobierno federal  castiga a Zacatecas: obra pública, salud y educación los rubros más afectados

0
69

Por Jacobo Cruz T.

Colaborador

La política de austeridad y no corrupción emprendida por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador está afectando lo concerniente a los programas federales en Zacatecas  sobre todo en  temas  como el de la construcción de obra pública, salud y educación (en 2018 se recibieron 30 mil 463 millones y en 2019 solo 29 mil 833 millones),  es decir el 2 por ciento menos que significan mil 100 millones de pesos.

Los conceptos que la federación retiró son del Fondo Minero y el Programa 3 x 1 para Migrantes cuyos montos oscilan en 700 y 400 millones de pesos respectivamente con los que en años anteriores  se construían y daba mantenimiento a tramos carreteros se  pavimentaban calles o bien se edificaban plazas públicas,  jardines o se construían aulas y domos en escuelas, obras que llegaban a la mayoría de municipios.

En el segundo caso se pacta con clubes de paisanos radicados en Estados Unidos  preocupados por el desarrollo  de sus comunidades. Ante la desaparición  del 3 x 1 el gobierno estatal puso en marcha el llamado programa 2 x 1 que tiene abierta la posibilidad que el Gobierno Federal se una y volver al formato original “cuando esté en posibilidades” en este sentido se dio a conocer que a lo largo de 20 años este convenio produjo en  Zacatecas más de 5 mil 500 obras con más de 3 mil 500 millones de pesos, según datos de las autoridades.

Hace unas semanas Jorge Eduardo Hiriartt Franco, en su calidad de  presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), propuso al gobierno  que solicite un préstamo que permita invertir en obra pública, evitando que empresas del sector se vayan a la quiebra por la falta de contratos. Este atrevimiento, -así se vio y desde luego fue motivo de mucha crítica- del representante de los empresarios se dio debido a “la escasa inversión, pues  el 65 por ciento de las constructoras afiliadas a la Cámara están moribundas y a punto de cerrar”, sin embargo refleja la preocupación del sector por la falta de obras y si seguimos la cadena de beneficiados -afectados  encontraremos que esto golpea a transportistas, albañiles, materialistas y finalmente a los habitantes de colonias y comunidades  que ya no tendrán las obras de pavimentación , agua potable, puentes y drenajes por el retiro de los recursos desde la federación.

Otro de los proyectos que están detenidos por oposición de los ejidatarios en el sitio y por falta de recursos es el proyecto de la presa Milpillas en el municipio de Jiménez del Teúl donde  se tienen destinados 500 millones de pesos, obra que está suspendida por dos factores que son bien conocidos: la oposición de los ejidatarios de la zona que no están de acuerdo con ella porque aseguran pone en riesgo sus propiedades donde se afectan los intereses de al menos 3 mil ejidatarios y no se define el aprovechamiento del agua para ellos.

El otro factor decisivo para que esta obra se politizara aún más sucedió en la primera  visita del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador a Zacatecas el día  10 de febrero, cuando con su método ya conocido de “levanten la mano los que no estén de acuerdo” puso en entredicho que no es necesaria la construcción de esta obra que de lograrse sin duda hará frente a la escases de agua en Zacatecas que está agotándose dada la extracción del fluido por empresas como la planta cervecera  de Grupo Modelo instalada en el municipio de Calera desde 1997. Se sabe que la cervecera tiene permiso para  extracción anual de 11.6 miles de metros cúbicos y desde luego por el crecimiento poblacional sobre todo de los municipios de Fresnillo, Calera, Guadalupe y de la capital zacatecana.

El otro tema que cada quincena pone en aprietos a la administración estatal es la nómina magisterial, aquí  la demanda es que la federación absorba el gasto en la educación, pues se requiere asegurar el salario de unos 15 mil 240 maestros de la entidad. En los últimos meses los maestros están en la zozobra y cuando se presentan estas crisis ya se sabe que pasará. Los mentores toman las dependencias como la Secretaría de Finanzas, la Secretaría de Educación, llegando al extremo de cerrar la principal vialidad de la capital para presionar al gobierno a que consiga el dinero para el pago de salarios. El gobierno a su vez reprochará que la federación no deposita su parte y aunque muchos docentes culpan de ello al gobierno del estado, los principales dirigentes de los sindicatos admiten que es el gobierno de la Cuarta Transformación quien  no cumple con el gobierno priista de Zacatecas.

Finalmente quiero comentar el tema de salud. El día de hoy  inició el desmantelamiento de clínicas bajo el programa IMSS Prospera en algunos municipios como Fresnillo,  serán más  de 456 mil afectados por el cierre de estas unidades en la entidad  y el motivo es el mismo, si,  por  recortes presupuestales y a cambio de ello  las familias afectadas, como todos los demás casos, recibirán dinero a través de las  tarjetas operadas por Banco Azteca.

Con esto  ya no se podrá hablar del derecho a la salud, que con todas sus deficiencias a final de cuentas se resolvía a través de estas  nueve clínicas, con lo que en los hechos se están suprimiendo estos derechos logrados por el pueblo, dejando en el desamparo también a los médicos y todo el personal que allí laboraban. Es inconcebible para los mexicanos aunque parezco muy humanitario  que busque apoyar a los pobres de otros países afectando con ello al pueblo que lo eligió.

Ante tanta problemática la otra salida sería pedir un préstamo, cosa que autoridades estatales  no han descartado porque ya hay deuda pública que oscila en los  cuatro mil millones de pesos  pero esperan que las buenas reuniones y el magnífico trato de algunos personajes como Esteban Moctezuma, secretario de Educación o de Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, o bien de Carlos Urzúa, secretario de Hacienda produzca resultados positivos en términos económicos, solo así se puede medir el compromiso con los zacatecanos y de ninguna otra forma.

Dejar respuesta