El 102 aniversario de la Carta Magna y los derechos de los guadalupenses

0
21

Por: Jacobo Cruz Tobon

Guadalupe, Zac.- Este día (primer lunes de febrero), se conmemora el 102 aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, aquel documento rector para este gran país y que reemplazó a la Constitución de 1857.

Promulgada en Querétaro, fue un paso importante en la transición hacia un nuevo orden social luego de la Revolución Mexicana que se extiende desde 1910 hasta 1917, este movimiento revolucionario que fue impulsado por hombres reconocidos como Francisco I. Madero, Francisco Villa, Emiliano Zapata y muchos más, fue dirigido en contra del gobierno que encabezó Porfirio Díaz, quien, durante más de 30 años se perpetuaba en el poder.

La Carta Magna es considerada, por el gobierno y pueblo mexicano, como la representación de las más altas aspiraciones de los campesinos, obreros, amas de casa y estudiantes, por medio de la cual se rige las relaciones entre los Poderes, órdenes de Gobierno y los ciudadanos, sin embargo desde hace más de un siglo ha sufrido cerca de 700 reformas constitucionales. Por ejemplo, el artículo 123 referente a los derechos de los trabajadores y la previsión social es el que ha sufrido más cambios ascendiendo a 27 reformas constitucionales. Pero hay artículos que por su carácter no han sido aún cambiados en su esencia a los cuales los mexicanos les tenemos mucho aprecio.

Desde niños, también a los antorchistas se nos enseñó el respeto por los símbolos patrios, a las leyes y a las instituciones; crecimos y aprendimos que organizarnos para la búsqueda del progreso de nuestros pueblos es una acción legal amparada en este documento, pero a lo largo de 45 años nos hemos topado con gobernantes de todos los partidos políticos que se han asumido como como dictadores que no les ha importado pasar por encima de las leyes y del derecho.

Y ahora toca el turno al alcalde de Guadalupe en Zacatecas, Cesar Artemio González, suplente por cerca de dos meses, quien recibió a una comisión representativa de ciudadanos organizados que acudieron a su oficina a escuchar las propuestas de su gobierno ante la petición de obras de agua potable, redes de electrificación, drenaje, construcción de domos para escuelas y pavimentaciones y quien respondió que ya será una nueva forma de trabajar en Guadalupe. ¿En qué consiste esta nueva forma de trabajo?

“No se puede seguir favoreciendo a partidos políticos ni a organizaciones adherentes a los mismos. No podemos permitir eso, el utilizar la voluntad de las personas, utilizar su necesidad para fines políticos”, dijo, pero el presidente municipal esconde que en realidad al plantear esto, él promueve lo que cree que es malo para la población, lo que quiere decir que desde la Presidencia Municipal busca lo que critica para beneficio de su propio partido político, controlando absolutamente todo y dejando fuera a los que considera sus enemigos políticos.

Y reiteró que “no habrá acuerdos colectivos y las obras y programas que se llevarán a cabo serán basados en diagnósticos y por orden de importancia o necesidad”, y esa es en realidad la forma de gobierno que se impulsa en Guadalupe, por eso mismo tanta lentitud y aparentes errores en la administración 2018 – 2021, baste citar para ello los problemas para la recolección de la basura, la falta de alumbrado público, la destrucción de vialidades y la inseguridad que se vive día con día en este “Pueblo Mágico”, donde no hay hasta el momento una acción digna que puedan presumir desde esta la alcaldía.

Los antorchistas siempre nos hemos conducido en un marco legal y de forma pacífica, gestionando y luchando para impulsar el desarrollo, con nuestra acción regiones enteras se han transformado con obras sociales pata el uso de todos.

Pero amparados en los siguientes artículos de la Constitución que hoy se conmemora es que seguiremos en nuestra labor que como se verá nuestra acción es legal y es pacífica.

Artículo 8o. Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República. A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve término al peticionario.

Artículo 9o. No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito; pero solamente los ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país. Ninguna reunión armada, tiene derecho de deliberar. No se considerará ilegal, y no podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta por algún acto, a una autoridad, si no se profieren injurias contra ésta, ni se hiciere uso de violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que se desee.

Los antorchistas defenderemos nuestro derecho a existir como organización pacífica y legal. Al hacerlo defendemos nuestra propia existencia y sin que nos lo pidan lo hacemos también por todos los que se agremian en cualquier otra organización.

Ahora se nos desconoce, persigue y calumnia a pesar de que hemos trabajado con honradez y hemos abonado al bienestar del municipio. No buscamos la entrega de recursos a los líderes ni tampoco los programas sociales que siempre son aplicados por la autoridad correspondiente, pedimos que el presupuesto público se destine a obras y servicio de beneficio común.

Dejar respuesta