Colonia Jorge Obispo, donde cien familias tienen donde vivir

0
35

Por Jacobo Cruz

Colaborador

La colonia Jorge Obispo es un fraccionamiento popular ubicado en la parte norte del municipio de Guadalupe donde cien familias tienen un lugar donde vivir siendo que la mayoría de ellos han construido su patrimonio y ya no tienen que vivir pagando renta o con familiares causando y sufriendo molestias.

Y si bien aún falta la pavimentación del acceso y sus calles, ya se cuenta con los servicios elementales como el agua potable, drenaje sanitario, electricidad domiciliaria y alumbrado público con la ventaja adicional de que los más de 100 lotes están en completa regla debido al manejo limpio de la dirigencia Antorchista que en la etapa de asignación corrió a cargo de quien esto escribe y donde también resido.

El nombre del asentamiento se debe a Jorge Obispo Hernández, un joven indígena originario de la región Huasteca de San Luis Potosí, quien  fue asesinado el 1° de julio de 2006 a plena luz del día, este crimen sigue impune y se dio en un clima de persecución política y amenazas que en aquellos años estaba sostenido por verdugos del panismo más conservador del país, en cuya memoria los zacatecanos  adoptamos su nombre para honrar su memoria en colonias, escuelas o calles como homenaje a un joven potosino víctima de la persecución e intolerancia.

Aunque en nuestra colonia falta la regularización de los predios hay confianza en que pronto se alcance este trámite y se dé certeza jurídica a los vecinos del lugar que inició el proyecto con la lucha firme de los entonces sin casa, demanda enarbolada por el Movimiento Antorchista.

Para los que no recuerdan cómo inició nuestra colonia baste decir que fue el resultado de cerca de un año de aguantar un plantón en la Plaza de Armas de Zacatecas en el periodo de gobierno de Ricardo Monreal Avila, pero este predio se encontraba en las tierras ejidales muy retirada de la mancha urbana, por lo que se pensaba muy lejano en tiempo y distancia en el año 2002, sin embargo, dado el desarrollo de la cabecera municipal ahora este punto se ha convertido en el centro de arranque de otros desarrollos porque desde aquí se proveen de energía eléctrica y agua potable.

Hoy tenemos claro que hay mucho por hacer, somos conscientes que para lograrlo debemos estar organizados  porque a casi tres años del gobierno de Morena en Guadalupe nada cambio, por el contrario, debido a los recortes presupuestales de la federación y al no buscar otras opciones dejaron de construirse obras de impacto en al menos 40 colonias de la zona urbana, incluidas la Jorge Obispo, además de las comunidades.

Por tal motivo, los Guadalupenses debemos impulsar la candidatura de Osvaldo Avila, el líder de la organización, que cuenta con suficiente experiencia en la gestión y ha dado muestras suficientes de su capacidad para gobernar la demarcación, con lo que regresen obras grandes como los domos en escuelas, las aulas, las pavimentaciones, así como las unidades deportivas, pero hoy es tiempo de unirnos en este proyecto sociopolítico porque llevando al poder municipal a alguien que desde hace 15 años tiene identidad con las necesidades del pueblo será garantía de que las cosas cambiarán.

La tarea no es sencilla, pero en los retos a los que los antorchitas nos hemos enfrentado y hemos salido triunfadores se deben a la unidad y cohesión de los organizados y ahora se suman otras expresiones políticas del municipio, por lo que esto es perfectamente posible de lograrlo.

Por mi parte, invito a mis posibles lectores a sumarse a Antorcha y hacer realidad el sueño de un mejor país en el que la distribución de la riqueza social también llegue a las colonias de los pobres y localidades alejadas que siguen en el olvido porque nada cambió con Morena y la 4t en Guadalupe y urge que se destinen recursos suficientes para la generación de obras de urbanización que promuevan el desarrollo comunitario.

Dejar respuesta