Claudia Anaya pide mayor claridad a SENASICA sobre la certificación de productos agropecuarios, luego del despido de 200 certificadores nacionales

0
54

Ante la inquietud de ganaderos y productores zacatecanos, luego de que Francisco Javier Trujillo Arriaga titular de SENASICA, confirmara la desaparición de 200 certificadores nacionales de seguridad e inocuidad alimentaria de productos agropecuarios al interior del país, la Senadora Claudia Anaya pidió mayor claridad a la instancia federal sobre cómo deberán actuar los productores para certificar sus productos.

“Hasta el momento, lo único que sabemos es que ahora los productores deben contratar los servicios de un particular para obtener el certificado que antes daba SENASICA que garantizaba que el producto cumplía con los estándares de calidad para el consumo humano, pero hasta el momento, no hay una información oficial y clara sobre cómo proceder ante la desaparición de los 200 certificadores que se justificaron por las reglas de austeridad impuestas desde el Gobierno Federal”, sostuvo la Senadora zacatecana.

Señaló que aunque el 10 de julio desde Baja Califorinia el Director de SENASICA afirmó que: “La inocuidad alimentaria ha dejado de ser un “adorno” y se ha posicionado como tema “serio” para proteger la salud de los consumidores y elevar la competitividad de los productores mexicanos”, no hay claridad en cómo habrán de actuar los productores para obtener dicha certificación.

“El tema de la certificación de la sanidad de todos los productos que consumimos, debe ser un tema prioritario para la nación, no podemos dejar solos a los productores para que consigan su “auto certificación” como ha propuesto SENASICA”, aseguró.

“El Estado no puede renunciar a su facultad reguladora y a su responsabilidad de proteger a los ciudadanos de la nación. Si el Estado no cuida lo que consume su población entonces no está cuidando a su población” señaló la Senadora por Zacatecas.

Advirtió que el despido de personal altamente especializado que vigilaba el tránsito de productos para consumo humano en todas las carreteras al interior del país, pone en riesgo la salud de millones de mexicanos, pues al no existir una entidad de gobierno que realmente garantice que lo que llega a nuestra mesa cumple con todas las normativas nacionales e internacionales de calidad y lo deja en manos de particulares de quienes nosotros como consumidores no sabemos nada, es realmente preocupante.

Reiteró la importancia de que los recortes impuestos desde el Gobierno Federal justificados en la austeridad republicana, no comprometan el bienestar y la salud pública y recordó que este hecho, se suma al desabasto de medicamentos y a la cancelación de las clínicas del IMSS – PROSPERA.

Por último, exhortó a que el Gobierno Federal sea mucho más responsable en cuanto a los recortes que está realizando y las áreas en las que los realiza “sería un crimen que pusieran a la población en un riesgo sanitario”, manifestó.

Dejar respuesta