Buena estrategia de comunicación o no

0
26

Han pasado varios días del 4º Informe de Gobierno de Alejandro Tello, habrá sectores de la sociedad que reconozcan el trabajo del gobernador por varios motivos. Hay un dicho que reza lo siguiente «cero deuda, cero corrupción» y es una de las virtudes aparentes de este gobierno, no han endeudado, el tema se complica cuando la gente dice «no endeuda pero tampoco hay desarrollo en términos de fuentes de empleo bien remuneradas, de infraestructura en todos los sectores o seguridad», al final, todas las administraciones reciben crítica positiva o negativa.

El contexto: desde la llegada al gobierno de Alejandro Tello, el tema de la comunicación social fue polémico debido a la reducción en el presupuesto destinado a los medios, reducción que aparentemente afectó más a los medios «modestos» que a los acostumbrados a recibir una cantidad de recurso considerable, sin mencionar las incongruencias en los últimos dos años respecto de medios de reciente creación que reciben cantidades exageradas de recurso por parte del estado, siempre se dijo «las redes sociales no entran en los convenios de comunicación social, no se le puede pagar a nadie en redes sociales» otra incongruencia más y una conversación que nadie está preparado para tener, las benditas redes sociales.

Lo que en éste texto venimos a analizar, es la estrategia de comunicación que se utilizó en redes sociales para este 4º Informe de Gobierno, el penúltimo.

Sencillo, la estrategia fue:

  • Estamos en pandemia por el COVID-19, la mayoría de trabajadores no puede asistir a su oficina a laborar, tampoco al informe, pues registren su asistencia a «laborar» mediante un comentario en la transmisión del Gobernador en su perfil de red social, que integre su nombre, dependencia para la que laboran, un comentario positivo y un #hashtag

Esa fue es la estrategia, inundar la transmisión del gobernador con más de 3 mil comentarios de los propios trabajadores con el objetivo de que, la ciudadanía no pudiera expresar libremente su inconformidad con el gobierno.

Una acción muy anticuada, negativa ante la mirada de la gente pero efectiva hasta cierto punto.

Lo que se debe entender, es que no gobiernan en 1980 ni en el año 2000 y para entender la derrota de 2018 se deben entender este tipo de acciones y sus implicaciones.

Queda un año, lo mejor que se puede hacer es mostrarse de manera real, hablar de esos actores políticos que no quieren el desarrollo de Zacatecas, de esos que no permitieron Milpillas por dinero, de quienes no permitieron que se hiciera el Platabus, de que la autopista se hizo por la carretera a Ojocaliente y no por la de peaje Osiris-Cosío, las cosas como son, la gente lo valorará más.

Ojalá también haya un viraje en sus redes sociales, tener miles de comentarios, reacciones y compartidos, es natural, es un gobernador, es popular para bien o para mal y tiene detrás de él un ejército de trabajadores que pueden hacer el trabajo.

En fin, esto por hoy, la comunicación logra el objetivo pero es un reflejo del antiguo régimen priista, en la próxima podríamos hablar de las carteleras de gobierno y su efectividad ante la sociedad como medio para publicitar.

Dejar respuesta