Apostarle a la educación, la clave para el desarrollo de México: Femat

0
14
  • Las normales juegan un papel fundamental como formadoras de los formadores de nuestros niños y niñas.
  • En México necesitamos incrementar la inversión en educación, no hay mexicanos de primera ni segunda en las universidades.

Mientras no se entienda que la clave para el desarrollo de México es apostarle a la educación de los niños y jóvenes, este país difícilmente va a cambiar, afirmó Alfredo Femat Bañuelos.

Como parte del análisis de la nueva reforma educativa, este sábado se celebró tercera mesa de audiencias públicas en la LXIV Legislatura Federal convocada por las comisiones de Educación y de Puntos Constitucionales donde el tema central fueron las Normales y la Educación Superior.

En su intervención, el legislador por Zacatecas expuso que lo principal que se debe de hacer es ir por una reforma educativa de fondo, que vaya desde la educación inicial hasta el posgrado.

En ese sentido, expuso que el papel que juegan las escuelas normales y las universidades es vital. “Es el recurso humano el que ha hecho la diferencia entre las naciones, habría que ver los casos de Japón, Finlandia, Noruega e Islandia; así como habría que ver el caso de México”.

Las normales, explicó Femat Bañuelos, porque son las formadoras de los formadores de nuestros niños y niñas. “Es necesario dejar en claro que las normales mexicanas en este país son fundamentales, han sido vitales porque en el proceso de enseñanza-aprendizaje los profesores son claves”. Dijo que para la bancada del Partido del Trabajo (PT) en la forma está el fondo y efectivamente antes de elaborar cualquier dictamen es indispensable escuchar a los mexicanos sobre cómo ven la reforma educativa, por eso celebró la realización de este ejercicio democrático. “Algunos sostenemos que si se alimenta el proceso con la opinión de todos los actores del proceso de enseñanza-aprendizaje, aun así el dictamen que se elabore y lleve ante pleno se tiene que tomar como una hipótesis de trabajo, que tiene que estar sujeta de manera permanente a revisión y evaluación, porque en la educación los procesos se deben revisar de manera permanente”, aseveró. El petista reiteró que en el caso de la enseñanza superior es necesario que se comprenda que la mejor inversión que un país puede hacer es en la educación. “Por mucho tiempo se les ha regateado a las universidades el recurso, que en otros países la meta es el ocho por ciento de su Producto Interno, aquí no llegamos ni al uno por ciento”, denunció. En algunos casos, continuó, se regatean los recursos o simplemente no hay criterios en la asignación de éstos. Las disparidades son críticas, pues mientras hay universidades públicas en este país que reciben subsidio federal y estatal de 107 mil pesos por alumno, anuales, hay otras que apenas reciben 38 mil pesos; como si estudiar derecho en Tamaulipas fuera muy diferente a estudiar derecho en Guerrero. Finalmente, Femat Bañuelos hizo votos porque se concrete una reforma educativa de fondo, que privilegie el respeto y garantía de los derechos humanos de todos los involucrados y con plena transparencia en la aplicación de los recursos, todo a favor de las nuevas generaciones.

Dentro de los ponentes participantes en este ejercicio destacó el subsecretario de educación superior del país, Luciano Concheiro; y el secretario general ejecutivo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Dejar respuesta