Antorcha y la lucha por el agua para Trancoso.

0
22

Por: Jacobo Cruz Tobon

El Movimiento Antorchista iniciará la gestión y la lucha para materializar el  proyecto de modernización de la red general del agua potable para la cabecera municipal de Trancoso, obra de infraestructura que  necesita la inversión de más de 30 millones de pesos, según estimaciones que se tienen por parte de la alcaldía.

Osvaldo Ávila Tizcareño, líder estatal del  movimiento será quien encabece esta gestión ante personal de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA), donde ya hay importantes avances en la parte técnica, por lo que junto con los antorchistas de Trancoso retomarán la demanda social hasta lograr etiquetar el dinero necesario, por lo que el próximo jueves 10 de octubre harán presencia en la delegación local de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), esto  como una muestra de respaldo a la agrupación que se mantiene luchando por cerca de 30 años logrando en este tiempo la pavimentación de calles, domos, escuelas,  redes de electrificación, drenaje, además de becas para estudiantes, semilla, fertilizante, así también acciones de mejoramiento a la vivienda.

Es claro que para lograr esto se requiere de la decisión de los antorchistas y de la población en general a que se disponga a sumar su esfuerzo seguros de que tendrán el  apoyo y respaldo total del movimiento  porque este es un acto de justicia social que exige que los recursos del erario se destinen para la obra hidráulica.

El municipio de Trancoso, es decir, su gente, es bastante madura como para luchar por obras de mayor impacto en el bienestar social de la mano de sus autoridades, tal como sucederá con el arreglo de la ex hacienda, patrimonio material y orgullo de este pueblo de gente luchadora y que el día de ayer 4 de septiembre dieron la buena noticia de que se empezaron los trabajos técnicos para la puesta en marcha de las obras de rescate y reconstrucción, acuerdo logrado entre el Gobierno Municipal encabezado por el antorchista César Ortiz Canizales y el Gobierno del Estado bajo un proyecto integral avalado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Quien esto escribe vivió hace unos años en esta cabecera municipal, fue también docente del Colegio de Bachilleres (COBAEZ), institución que desde sus inicios fue lograda por la gestión del movimiento encabezados en aquel tiempo por Antonio Alvarado Ornelas y por Elizabeth Rosales, líder antorchista en el estado y  directora de la institución respectivamente, sumándose además  la voluntad y posibilidad  de los ejidatarios quienes donaron el terreno donde actualmente tienen sus instalaciones.

 Pues  bien,  el lograr el COBAEZ parecía una locura, hubo que vencer varias dificultades como la oposición resuelta de los gobernantes en turno, el pago de la renta de casa particulares para  el funcionamiento del plantel, el conseguir viáticos para los maestros que en aquel tiempo no tenían base ni reconocimiento oficial y por tanto tampoco salario, -por lo que varios de ellos trabajaron de forma gratuita-,  pero gracias a la organización a la que también pertenezco, es decir, resultado de la unidad, decisión y valentía del pueblo trancoseño se logró esta institución que hoy cuenta con merecido prestigio en beneficio de todas las generaciones pasadas y futuras, bachillerato que actualmente ha logrado también certeza laboral y los beneficios que esto conlleva para el total de trabajadores que se  desempeñan como catedráticos del mismo, allí hay mucho esfuerzo de Antorcha y de Martha Delia González Olivas, su actual directora .

Volvamos al tema inicial. La lucha por el agua potable, al igual que sucedió con el COBAEZ, -como  describí en el párrafo anterior-, seguramente representará dificultades, tiempo, dinero y  riesgos, pero eso sucede cuando hay que buscar la justicia social y como hasta ahora lo hemos hecho, daremos nuevamente nuestra mano solidaria. La millonaria obra servirá para dotar de agua  a los hogares de cerca de 12 mil habitantes de los diferentes barrios como La Cantera, Trancosito, El Refugio, La Alameda, El Panal, El Refugio, etc., donde viven muchos conocidos y algunos amigos.

Nosotros sabemos bien que las cosas materiales son importantes porque modifican la condición de vida la persona, pero hay algo más importante: Antorcha ha despertado en el pueblo mexicano el espíritu de superación,  de no pasar la vida esperando que los políticos y ricos resuelvan por su voluntad los problemas que se padecen, sino que sea la gente organizada quienes luchen por la solución de sus necesidades.

 Las actuales condiciones de vida de los mexicanos son muy complicadas y por eso la organización ha propuesto que se creen  más  empleos y bien pagados; debe también reorientarse  la carga impositiva, esto es que paguen más impuestos quienes tienen más ingresos;  se debe impulsar la redistribución del gasto público con énfasis en la atención de obras sociales y es aquí donde encaja la demanda  del agua potable para Trancoso y con esto se podrá hacer que México transite por mejores rumbos.

Sabemos que el camino es riesgoso, sin duda habrá incertidumbre, vendrán ataques, también nos acusarán de que buscamos moches, pero se ha demostrado que el total de obras que hemos logrado con gestión y lucha son para toda la gente y los antorchistas tenemos convicciones y firmeza para seguir encabezando al pueblo de Trancoso para resolver esta necesidad.

Dejar respuesta