Adrenalina pura baleros en FENAZA 2018

0
50

Pese a la pericia de intrépidos pilotos de carretas con baleros, la tradicional carrera de la Feria Nacional de Zacatecas 2018, resultó con una serie de accidentes sin tener que lamentar.

Después de realizar las sesiones de reconocimiento a la pista de la calle del oro en el centro histórico de la noble y leal ciudad de Zacatecas y en el marco de la conmemoración de los niños héroes que murieron en la Batalla de Chapultepec el 13 de septiembre de 1847 y de elevar una plegaria al todopoderoso inició la competencia oficial con la categoría infantil femenil.

Con los registros oficiales en poder de la comisión organizadora encabezada por David Puente y Alfredo Robles Rodríguez por parte del Incufidez, se llevó a cabo la tradicional carrera de carretas FENAZA 2018, en donde coronaron su esfuerzo en sus respectivas categorías y ramas, Mariana Puentes y José Francisco Rodríguez Saucedo en infantil.

Mariana Puentes sacó chispas al adoquinado para vencer respectivamente a Fernanda Puentes Ortega y Naomi Guadalupe de Lira Vargas, mientras que José Francisco Rodríguez Saucedo en espectacular cierre dejó en el camino a Brandon Dueñas Puentes, en tanto que Juan Carlos Bernal Flores escaló el podio tras las complicaciones que tuvieron en la pista, Daniel Alejandro Romero Hernández, Iker Ortega, Ángel de Lira, Kevin Uriel Sánchez Ortiz y Leonardo Raudel Romero.

Dentro de la categoría juvenil femenil el podio de vencedoras fue engalanado por Melissa y Fernanda Duarte, además de Liliana Campos, quien dejó la práctica del ciclismo BMX por un instante, para sentir la adrenalina sobre la carreta de baleros, tal y como lo hicieron Mariana y Anahí Puentes García y Kassandra Revilla.

Gerardo Alidyeri Rodríguez Puentes en varones se llevó el triunfo sobre Jonathan Eduardo Sánchez Ortiz y Cristian Vázquez Vera, quienes dejaron fuera de podio a Ignacio y Sócrates González, así como a Alejandro Torres, quien durante las prácticas de calentamiento y reconocimiento de pista se perfilaba como uno de los fuertes favoritos a ceñirse la corona.

Después de los hits eliminatorios de la clase estelar, la categoría libre, Fernando Duarte se proclamó campeón absoluto ante la sombra de Rafael Isaac Puentes García y Martín Alejandro Ortiz Moreno, quienes a escasos 10 metros de cruzar la meta se encontraron con algunos baches y tuvieron que redoblar esfuerzos para alcanzar el objetivo.

Con una serie de complicaciones desde la arrancada y especialmente al tomar la primera y segunda curva, perdieron terreno hacia el podio, Juan Carlos Bernal, Miguel Saucedo, Jesús Espinoza, José Alonzo Flores, Ulises Ortega, Ricardo Esparza Juárez, Enrique Aragón Ramos, Miguel González, Daniel Campos Ávila, Leonardo Estrada López y Luis Gamaliel Macías.

La experiencia de los máster se reflejó también en cada hit eliminatorio, pero especialmente en la gran final, donde Antonio Puentes Duarte se impuso en forma por demás dramática a su hermano José, mientras que Arturo Lugo escaló el tercer peldaño del pódium de vencedores, al que no pudieron arribar Francisco Javier González y Miguel Saucedo, quienes habían logrado el boleto a la fiesta grande tras ubicarse en segundo y tercer lugar de la fase preliminar, Raymundo Flores, Sergio Puentes, Héctor Lugo y Eloy Ramírez, también tomaron la salida en la parte alta de la calle del oro, sin embargo, el impulso con las manos no fue el suficiente y comenzaron a quedarse, mientras que los hermanos Antonio y José Puentes peleaban palmo a palmo por la presea dorada.

Al final del concierto de balero, con la representación personal del Director General del Incufidez Adolfo Márquez Vera, Alfredo Robles Rodríguez y Juan José Aragón, premiaron con efectivo y reconocimiento a cada uno de los ganadores del primero, segundo y tercer lugar en sus respectivas categorías y ramas.

Cabe hacer mención que la asistencia médica estuvo a cargo de Claudia Alejandra Guerrero González y su equipo multidisciplinario del Instituto de Cultura Física y Deporte, en donde Francisco Javier Borda Díaz de imagen, también hizo lo propio.

Dejar respuesta