Acción Nacional, alternativa de buen gobierno; Morena, autoritarismo y regresión

0
37
  • En seis meses, han generado una auténtica crisis económica, de seguridad, migración y total abandono de la política social.
  • Los gobiernos panistas han promovido inversiones, crecimiento, empleo, seguridad y política exterior digna.

Acción Nacional es alternativa de buen gobierno, de inversiones, empleos, tiene un claro compromiso con la seguridad y representa el principal contrapeso de poder frente al Gobierno autoritario y regresivo de Morena.

En contraste, Morena y el Presidente de la República son el nuevo PRI, que utiliza las peores prácticas políticas, los programas sociales para crear clientelas electorales y abandona a los más pobres.

Esto ha quedado demostrado en los seis meses que han gobernado México, pues actualmente hay una auténtica crisis económica, de seguridad, migración y un estado de abandono de la política social.

“Todos los indicadores señalan que estamos en un estancamiento económico y que nos aproximamos a un escenario de recesión”.

Asimismo, Morena olvidó su promesa de generar empleos, de acuerdo con datos del IMSS, el empleo formal cayó 88.2% en el mes de mayo, con respecto al mismo mes de 2018.

Mientras que los gobiernos panistas generan más empleos y promueven inversiones que atraen capitales e inyectan desarrollo en múltiples comunidades; Morena ha generado un ambiente adverso para atraerlas, debido a las decisiones autoritarias e impredecibles del Gobierno y del Presidente de la República, como la cancelación del Aeropuerto, la construcción de Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya.

En el caso de la política social, la salud, la seguridad, los programas sociales y la educación han pasado a un segundo plano, porque en Morena la prioridad son los programas clientelares.

Parte de los principales problemas que se han presentado son los despidos arbitrarios de médicos y enfermeras, la escasez de medicamentos e insumos para clínicas y hospitales y los recortes en materia de salud, que han afectado a los mexicanos más pobres y en situación vulnerable.

“Y es que el sector salud sufrió una disminución de mil 709 millones de pesos con respecto al año pasado, lo que ha provocado que los institutos de alta especialidad no tengan los recursos suficientes para operar”.

A diferencia de Morena, los gobiernos panistas crearon el Seguro Popular, el cual benefició a millones de personas y familias que no contaban con un servicio médico, ni estaban afiliadas a instituciones públicas.

Morena también eliminó diversos programas sociales como los de Estancias Infantiles y pretendió sustituirlo con el reparto de dádivas a padres de familia, donde gracias a los legisladores del PAN, quienes presentaron ante el Poder Judicial una serie de amparos, podrán seguir operando en beneficio de los hijos de las madres trabajadoras.

“Con esta medida, 329 mil niñas y niños, así como 10 mil estancias a nivel nacional volverán a recibir los recursos necesarios para que puedan seguir operando”.

De igual manera, Morena ha desmantelado los programas Prospera y Progresa, que será sustituido por las “Becas Benito Juárez”.

Cabe recordar que Progresa fue diseñado para romper con el círculo de la pobreza, e incluía nutrición en la primera infancia; salud materno-infantil y otras medidas de salud preventiva; además de becas para la permanencia y avance educativo de adolescentes y jóvenes hasta la educación media superior.

En materia de seguridad, los primeros cinco meses de 2019 han sido los más violentos desde que comenzaron los registros estadísticos en 1997, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

“Para el 2019, se destinaron 239 mil 317 millones de pesos para seguridad pública, de los cuales sólo 33 mil millones de pesos son para tareas de prevención”.

Con el Gobierno actual, hay una reducción real de 14% para las tareas de seguridad pública con respecto al año anterior, lo que demuestra que el Gobierno está decidido a invertir en una política clientelar y electorera, aunque esto implique dejar de lado la seguridad.

Mientras que Acción Nacional siempre ha buscado impulsar un sistema subsidiario, en el que se priorice la prevención y se fortalezcan las policías municipales y estatales.

Finalmente, en materia de política exterior, la migración amenaza con convertirse en un grave problema y parece que a este Gobierno sólo le interesa quedar bien con los Estados Unidos.

En seis meses, se ha mostrado debilitado ante el mundo, señalado por haber accedido a los caprichos del Presidente Donald Trump y ha olvidado su lugar en el escenario internacional.

A diferencia de López Obrador, el PAN siempre ha pugnado por una política exterior activa, que pondere los intereses de México frente al mundo.

Dejar respuesta